Balance personal y profesional del 2020

Balance personal y profesional del 2020 - Balance de 2020 Antonio Sanchez Pro 1

Este año no quiero aburrirte con la misma cantinela que llevan arrastrando muchas estrategias publicitarias y muchos memes, la de f*ck you 2020…

De cada momento de crisis, ya sea global, personal o profesional podemos extraer aprendizajes, aunque sean meramente aprendizajes de las cosas que no hay que hacer.

Así que vamos a la chicha.

Repaso de objetivos profesionales marcados en 2020

Los objetivos marcados a principio de año evidentemente se vieron frustrados y chafados por la situación que nos ha tocado vivir a todos desde marzo.

Si que es verdad que no puedo culpar al COVID de todos mis fracasos de este año, pues a mediados de febrero ya se veía un desequilibrio en la cadencia que llevaba el año anterior.

Llámalo falta de foco.

Por otro lado, encaminé bien los objetivos marcados a mitad de año, pero al no terminar de creermelos y de marcarlos como inamovibles, en algunas situaciones me los salté.

Consolidar un estudio de marketing y desarrollo web

Uno de los principales objetivos del año pasado era la de afianzar la marca de ARCHTKT, enfocándome en grandes proyectos de clientes. 

El caso es que la situación de marzo forzó a tomar otra aproximación más lean y dirigida a clientes de bajo presupuesto, con un dominio expirado para posicionarla rápidamente y desde la cual se realizaron pequeños proyectos de one page para comercios en Murcia.

El que nadie del equipo hubiera trabajando bien la parte de captación provocó que este proyecto tuviera los días contados y que yo tirara la toalla muy rápido, ya que no estaba equilibrado el esfuerzo con luego el reparto.

En el balance de mediados de 2020 ya planteaba el dejar los trabajos para clientes y enfocarme más en proyectos personales. A lo largo de estos últimos 6 meses he lanzado muchos micronichos, subcontratando gran parte de las acciones y mejorado los que ya estaban funcionando.

Algunos han funcionado. Otros no. No pasa nada, la cosa era crear y crear, y luego enfocarme en los que empezaban a funcionar para darles más caña.

Seguir trabajando por cuenta ajena

Este objetivo lo planteaba para CUMA, había mucho que hacer y tenían muchas posibilidades de mejorar en todos los procesos de captación y seguimiento para aumentar y cerrar ventas.

La crisis provocó que a principios de abril nos mandaran a todos al ERTE y al volver, a los pocos meses, tuvieron que empezar a despedir y yo fui el primero porque contaban con la baza de que podía seguir trabajando como freelance.

Craso error por su parte. No tener a nadie de forma interna que vaya tirando del carro con poder de decisión en el departamento provoca que se paralicen o se ralenticen los proyectos.

A principios de este mes empecé a trabajar por cuenta ajena como responsable de marketing para otra empresa, en un sector totalmente desconocido para mi.

A pesar del cambio, he conseguido cumplir este objetivo.

Definir un objetivo y límite de horario laboral

Cuando todo el país se ralentizó a nivel laboral, me dió tiempo para reflexionar sobre el número de horas diarias que estaba echando y el número de horas que estaba dejando de hacer otras cosas, desequilibrando la balanza a la hora de compaginar trabajo y familia.

Establecer un horario de finalización fue el primer paso, desde luego cumplido en más de un 90% de las veces y afianzándose de cara a final de año

Herramienta para conseguirlo: Tweek.so

Una de las herramientas que empecé a utilizar para este propósito es https://tweek.so/. Es como una especie de mezcla entre calendario semanal y bloc de notas, de forma que cada día te marcas uno, dos o tres objetivos y abajo pones objetivos a largo plazo, de forma que los tienes siempre visibles.

Además te permite sincronizar con tu cuenta de Google para poder tener la misma información en distintos dispositivos.

Desarrollar proyectos relacionados con ecommerce o Marketplace

Lamentablemente los intentos de tener un marketplace o un ecommerce salieron rana, no llegaron a buen puerto.

Sí que es verdad que me quedé sin terminar de desarrollar un directorio de negocios que tenía pensado, pero siempre que intentaba buscar la rentabilidad de ese proyecto no terminaba de verla.

Por otra parte, el proyecto de Carta Personalizada ha terminado siendo todo un triunfo en la campaña de Navidad con la inclusión de la Carta de Papá Noel.

No more freelancing

No sé si es temporal o permanente, pero uno de los mayores aprendizajes es que quiero seguir cambiando mi tiempo por dinero. Never ever. Ya me lo pedí a mi mismo hace 6 meses y me lo vuelvo a pedir.

Puede que al principio sea una buena opción para recaudar dinero, pero cuando pasa el tiempo y te das cuenta de que no tienes nada, te arrepientes de haber tomado esa decisión.

Bueno, sinceramente, lo que más me fastidia es ver proyectos que he ayudado a crear dejados de la mano de dios… Abandonados a su suerte en Internet.

Pero creo que marcaré una excepción con las consultorías.

No quiero perder la oportunidad de seguir aportando a la gente que quiere desarrollar sus proyectos. También me servirá para conocer de primera mano proyectos que se estén desarrollando sin tener por ello que invertir directamente mi tiempo en su desarrollo.

Proyectos que han triunfado

El nicho de Adsense que tengo ha cuadruplicado ingresos en comparación al año pasado gracias a unas mejoras que hice. Al ser evergreen me asegura unos pequeños ingresos recurrentes y en fechas especiales un aumento considerable.

Carta Personalizada este año ha triunfado con la inclusión de la carta de Papá Noel y con las mejoras SEO. Si bien es verdad que han nacido muchísimos proyectos competidores, hemos sabido adelantarnos y posicionarnos los segundos del mercado. La campaña de la Carta de los Reyes Magos ha sido la que más beneficios ha dado debido a que es la campaña que más días dura.

Otros objetivos de este 2020

Además de objetivos profesionales, me gusta marcarme y dejar aquí plasmados objetivos personales, sobre todo si van enfocados en una mejora global y tienen repercusión sobre los resultados profesionales.

Bajar de los 100 kg

Esta era una importante para mi, una meta que llevaba tiempo queriendo alcanzar pero no había encontrado la forma en la que, con poco esfuerzo, encontrar las claves y un hábito que me permitiera bajar de peso progresivamente con la vida semi-sedentaria que llevo.

Fueron muchos los motivos y los conocimientos que me ayudaron a adquirir rápidamente un hábito. El primero fue la suscripción a Gente Invencible, en la que diariamente llegaba a través del email una idea muy potente.

Otro de los empujones fue la newsletter Suma Positiva de Samuel Gil, en la que analizó temas relacionados con la longevidad, cómo hacer para vivir más tiempo. Los puedes volver a leer aquí, aquí y aquí.

Y por último, el podcast de Marcos Vázquez, “Fitness Revolucionario”, donde explica, siempre tirando de ensayos clínicos, todo acerca de nutrición y ejercicio. Además trae a otros expertos y comenta con ellos todos estos temas.

Ayuno intermitente + caminatas

La técnica que mejor me ha ido y que pronto se convirtió en hábito fue la suma de ayunar intermitentemente de lunes a viernes, combinado con unos 10.000 pasos aproximadamente al día.

Era tan fácil como hacer todos los viajes dentro del pueblo a pie y ya lo tenía: llevar al nene a la guardería: 3.500 pasos; ir y volver de casa de mis suegros a medio día, 2.000 pasos; salir a pasear o llevar al nene al parque, entre 6.000 y 9.000 pasos.

Lo del ayuno no tiene secreto, es simplemente entender los mensajes que te está mandando tu cuerpo, distinguir entre ansiedad, hambre y sed. Tu cerebro es muy pillo y querrá que te lances a la comida siempre que haya ocasión.

Siendo sinceros, creo que en los últimos 4 meses no he pasado hambre ni una sola vez. Hambre de verdad, digo. ¿Me han crujido las tripas? Claro. ¿Con un par de vasos de agua se ha solucionado? Claro. Y he llegado a hacer periodos de 24 horas sin comer…

Además el hecho de alejarme de la comida ha conseguido que tenga menos ansiedad en general. Estar menos rodeado de comida me ha dado tranquilidad.

Acomodar la sala de estudio para dos personas

El estudio de casa ya se nos quedaba pequeño este año cuando empezó el confinamiento y de repente teníamos que ser dos los que trabajáramos desde casa.

La mesa del salón está muy bien, pero no para estar sentados dos horas seguidas. Además quería crear nuevos hábitos como trabajar de pie un par de horas al día. La culpa la tuvo Bosco al enseñarme su nueva mesa.

Aprovechamos que no íbamos de viaje a ninguna parte en agosto para vaciar el anterior estudio y cargar con dos escritorios, sillas de estudio y cajoneras. Y, aunque ahora estamos un pelín apretados, podemos estar los dos trabajando sin problemas.

Resumen global del 2020

Este año se caracteriza sin duda por la palabra “Aprendizaje”, ya sea probando cosas, a fuerza de palos o de desengaños, o gracias al apoyo de amigos y mentores digitales he aprendido lo que no está escrito acerca de muchos temas tanto personales como profesionales.

Personas como Álvaro Sánchez, Samuel Gil, Noemí Carro, Enric Cortiñas, Marcos Vázquez o Rubén Rojas me han ayudado a profundizar ideas y a encontrar el foco en lo que hago.

Muchas gracias.

Si tú también has escrito haciendo balance del 2020 te ruego que me lo compartas en los comentarios, me hará mucha ilusión leerte 😃.

Fotografía principal realizada por @jonathanpendleton en Unsplash

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *