Balance 2019 y objetivos 2020

En primer lugar: feliz y prosperoso año 2020.

Estoy aquí escribiendo este artículo en ese pequeño hueco que queda entre la comida y la cena de nochevieja. La verdad es que no conozco otro sitio como España donde las familias exageren tanto haciendo comida, y yo, como buen comensal, aquí estoy con una tónica preparando el cuerpo para lo que se me viene ahora encima.

Balance del cuarto trimestre de 2019

Este último trimestre ha terminado con un sabor de boca un tanto amargo, y te comento porqué.

A nivel profesional he descuidado a los grandes clientes, dándoles la misma importancia a todos por igual sin tener en cuenta la facturación. Esto ha derivado en que los primeros se sintieran un tanto molestos.

La estrategia de intentar tener más clientes no me ha salido del todo bien, ya que no tengo la estructura para poder escalar y atenderlos a todos igual de bien, así que lección aprendida de cara al año que viene.

En este aspecto trabajaré en generar los protocolos que me permitan atender todo lo que tengo sin olvidarme de nada, estilo checklists, para la hora en la que toque crecer, poder derivarlo o ser más ágil con estas acciones o tareas.

Otra cosa que me ha comido muchas horas este final de año es el proyecto personal de CartaPersonalizada.com que comencé en mayo junto a mi señora esposa y otro compañero, y que ha requerido muchisima atención de cara a la campaña navideña.

Atención y esfuerzo que no se ha visto para nada recompensada con los primeros ingresos, pero bueno, como siempre en los proyectos personales el trabajo inicial es monumental en comparación con lo que se recupera al principio. Pero ya está el trabajo hecho para que pueda trabajar casi de forma desatendida.

También he aprendido que es necesario testear primero a los colaboradores antes de delegar, ya que la calidad del trabajo que tú entregas se puede ver afectada y cuando vas con el tiempo ajustado no te da tiempo a reaccionar.

A pesar de que me guste meter las manos en todo, la automatización de procesos es imprescindible para escalar, lección que nos recuerdan algunos grandes como Víctor Correal de GuideDoc.

Repaso general al 2019

La evolución en términos generales ha sido brutal, tanto a nivel profesional como personal, siendo el mejor trimestre el tercero.

El cambio de trabajo por cuenta ajena me ha dado literalmente salud, ya que sobre marzo estaba llegando a un punto en el que no salía de una para entrar en otra peor. Básicamente me pasé el primer trimestre enfermo.

Además, la empresa en la que ahora estoy trabajando y el ambiente laboral es inmejorable, no hay día que no soltemos unas cuantas risotadas, y eso es síntoma de bienestar y buen ambiente.

A nivel de trabajos por cuenta propia he evolucionado como profesional, aprendiendo nuevas tecnologías, a trabajar en equipos en remoto y distintas metodologías ágiles de afrontar los proyectos.

He estrechado vínculos con los grandes clientes y estos me han traído más clientes a su vez.

Y por supuesto el Podcast de “La Escalera” me ha dado acceso a un profesional del marketing como es Enric Cortiñas, el cual me apoya de forma continua y me da consejos para mis proyectos.

En este caso el podcast ha ido muy bien, poco a poco hemos ido ganando visibilidad hasta el punto de llegar a picos de 400 escuchas en algunos episodios.

En el ámbito personal comencé a cuidarme más, a hacer ejercicio de forma regular, y a perder un poco de peso ya que estaba cogiendo kilos de forma descontrolada.

También hemos hecho de la casa que compramos en 2018 un hogar, dando grandes pasitos para amueblarla a nuestro gusto, comprando muebles y electrodomésticos de calidad en aras de que duren muchos años, y disfrutando de cada paso que hemos dado.

En este sentido me mantengo fiel a mi filosofía de comprar si puedo y lo que puedo, no endeudarme si no es estrictamente necesario, como por ejemplo, no pedir un préstamo para amueblar todo el salón.

Objetivos para 2020

Objetivo principal: Consolidar ARCHTKT como estudio de marketing y desarrollo web.

Trabajando en esta dirección lo primero que tengo que hacer es empezar a establecer protocolos para la realización de tareas y así evitar los despistes derivados de la carga de trabajo.

Acogeré con los brazos abiertos una herramienta que sirva de gestión de la contabilidad a la vez que CRM, a día de hoy la que tiene todas las papeletas es Holded, precios bastante económicos y herramienta muy completa incluyendo la gestión de proyectos, CRM y contabilidad.

Me enfocaré en la captación de grandes proyectos en los que podamos realizar de forma interna todas las fases del desarrollo de la estrategia, así tener un mayor control de la calidad del proyecto para poder garantizar unos resultados.

Proyectos de varios meses que nos permitan una estabilidad en el tiempo.

Y por supuesto renovar la web 😁 (que aunque lo haya dicho ya como 200 veces este año, parece que no se han cumplido mis deseos, tendré que remangarme).

Objetivos secundarios

En CUMA me gustaría seguir trabajando, sí que es verdad que me lo planteé como un trabajo temporal mientras que hacía el cambio para depender de los trabajos por cuenta propia, pero un año no ha sido suficiente tiempo como para poder implementar todas las mejoras que tengo planteadas para mejorar tanto la marca, como la distribución y promoción de la misma.

Hay tanto por hacer y estoy tan cómodo que casi parecería sacrilegio abandonar el barco ahora que se augura un futuro tan prometedor.

Me gustaría definir un límite de horario laboral, lo malo de ser tu propio trabajador es que a veces te consumen las horas y paso demasiado tiempo delante del ordenador.

Por eso me gustaría trabajar en una nueva estrategia: establecer un solo objetivo diario e intentar cumplirlo antes de las 20:30 de la tarde. Si fueran objetivos más fáciles, simplemente establecer dos por días.

Y por último me gustaría desarrollar uno o dos proyectos relacionados con ecommerce y marketplaces, para ofrecer, vender y promocionar productos de terceros.

Y yéndonos al ámbito personal, este año cumplo los 30 años, lo que para mi es un punto de inflexión en el que debo haber alcanzado cierta estabilidad mental, financiera y espiritual.

A nivel físico mi objetivo este 2020 es bajar de los 100kg, es un poco ambicioso pero si lo divido en pequeñas metas no creo que sea problema de alcanzar.

En casa me gustaría acomodar mejor la sala que usamos de estudio para poder trabajar de forma simultanea dos personas sin que haya problemas de espacio.

Epílogo

Lo primero es agradecer a todos los que me han acompañado en mi evolución a lo largo de este año, sin vosotros no sería posible.

Ya ti que estás leyendo esto desearte de nuevo un feliz año 2020 y recomendarte que hagas el ejercicio de escribir tu objetivos para este año y así que queden reflejados en algún sitio.

Si escribes algún artículo relacionado a este tema por favor añade abajo el link en los comentarios para que quede aquí enlazado.

¡Un abrazo!

Fotografía principal realizada por Vidar Nordli-Mathisen (@vidarnm) en Unsplash

Interacciones con los lectores

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *