Hola, soy Antonio Sánchez, y desde el último curso de la carrera de arquitectura llevo pivotando mi ámbito profesional. Ahora mi meta es jubilarme lo antes posible y disfrutar al máximo de mi mujer e hijo.

Empecemos por el principio.

Estudié Arquitectura en Alicante, pero pronto vi que a nivel profesional y laboral no me iba a dar muchas alegrías, así que, ampliando áreas de conocimiento, comencé a dedicarme al diseño gráfico.

Después de saltar de proyecto en proyecto sin tener mucha estabilidad, conseguí entrar en una empresa en la que me contrataron a jornada completo. Aquí evolucioné gracias a los compañeros del departamento de Marketing, adquiriendo conocimientos no solo de diseño, sino de marketing en general y de WordPress en particular.

Primer trabajo como desarrollador web

Una cosa es a lo que te dediques dentro de tu puesto de diseñador gráfico y otra cosa es que en tu contrato ponga que eres desarrollador web (a efectos prácticos ponía “Programador”).

Con cada proyecto, con cada compañero, aprendía más y más acerca de cómo se pueden hacer las cosas, todas diferentes y no por ello equivocadas. Aprendí la importancia del SEO, la ayuda que suponen las campañas de Ads, el cariño por una buena arquitectura de contenidos y que todo es posible dentro del desarrollo web.

Gran paso en mi evolución profesional

En el momento en que me creí lo que valía y conseguí apaciguar mi gran síndrome del impostor (aunque siempre se presenta de vez en cuando), fui capaz de exigir más y a no conformarme con lo primero que me ofrecían.

Fue la única manera de conciliar el trabajo por cuenta ajena con mi nueva situación personal: me había convertido en padre.

En el ámbito personal siempre he tenido las cosas muy claras desde que tengo uso de razón, lo que me reporta tranquilidad y me permite enfocarme en mi lado profesional.

Estas cosas son tan simples como tener una vivienda propia, disponer de tiempo para la familia y no depender económicamente de un solo jefe o cliente.

¿Qué entiendo yo como jubilación?

En el primer párrafo menciono que mi meta es jubilarme lo antes posible. La mayoría de personas relacionan la jubilación con los 65-67 años, tener un sueldo sin tener que estar en un puesto de trabajo y tener tiempo para dedicárselo a lo que uno quiera, como cuidar de los nietos o cultivar un huerto.

Para mi la jubilación ciertamente mantiene algunos de esos puntos pero se diferencia en lo más costoso: esperar a los 67 años para alcanzar ese estado. Como parte de la generación Y, más comúnmente conocida como Millennials, ya he dado por hecho de que el gobierno español no va a tener para mi esa nómina cuando llegue a la edad que ellos consideren como apta para la jubilación.

Entonces, alcanzando un punto óptimo de tiempo para mi, mi mente, mi educación, tiempo para mi familia, para mi hogar y tiempo para desarrollar mi actividad profesional he llegado a la conclusión de que una jornada de 5 horas al día, durante 4 días a la semana, es una buena relación entre trabajo y el resto de ámbitos.

Además de esta semana laboral de 20 horas, muy lejos aún de la de Timothy Ferris, la formación tendrá una presencia muy potente, como mínimo equivalente a la laboral.

¿Cuáles son mis objetivos profesionales?

Actualmente me encuentro en una situación en la que dedico unas 70 horas semanales tanto a trabajar como a desarrollar proyectos (incluyo también tiempo que dedico a desplazamientos). Todavía me encuentro muy lejos de esas 20 horas deseadas.

Gran parte de esa mastodóntica jornada la estoy dedicando en proyectos para otros, lo que por un lado puede parecer un error, por otro es lo que me garantiza el flujo de caja continuo, una estabilidad financiera y la posibilidad de estar en contacto con muchos sectores.

A lo largo de este 2020 mi intención es equilibrar la balanza, cerrar proyectos y ámbitos de responsabilidad centrados en terceros, y hacer rodar los engranajes de los proyectos propios.

Dar poco a poco pasos de cara conseguir el gran objetivo.

¿Quieres más?

Si te ha quedado corto esta pequeña historia de mi vida, te recomiendo que me escuches en “La Escalera Podcast“. Aquí cada semana hablo de mi día a día, hacemos entrevistas y preparamos temas de interés a modo de monográfico.

[ Última revisión 08/02/2020 ]